Hola! Como te prometí en el Inicio, con el deseo de conocernos y de hacernos lo más cercanos posible, te voy a compartir parte de mi historia, por lo menos lo más relevante en el tema que me compete, las finanzas personales.

La razón por la que hoy hago lo que hago con respecto a la asesoría en finanzas,  se resume en los siguientes factores:

1.- En mi niñez, jamás se habló de dinero, excepto lo que se refería a las deudas, al pago de la renta y los servicios. Crecí con una falta de información como nos pasa a la mayoría de las personas en América Latina, que hoy intento activamente revertir estudiando y educando a las personas en mi entorno.

2.- Viví en compañía de mi abuela materna desde que nací hasta mis 19 años. Es otra historia más larga de contar, pero la parte relevante es que como muchas mujeres en México, que llegan a su vejez, no contaba con ningún tipo de soporte económico más que el de sus hijos, la razón era muy sencilla: En México, si no trabajas como asalariada no tienes derecho a una seguridad social que te resuelva lo más básico: Ella no tenía casa, no tenía una pensión que la mantuviera y no tenía un buen servicio de salud. Pero de eso, no me hice consciente sino hasta años después, que ya no estaba conmigo.

3.- Estudié la carrera de Artes Visuales, y como profesional dedicado al diseño y a las artes… me llevé un portazo en la cara cuando me di cuenta que el manejo de los números y del dinero es indispensable para desarrollar un negocio y pretender ser libre. A los creativos, no nos gusta la administración, pero aprendí a que me gustara… por mi propio bien. Y ahora… ME ENCANTA!

4.- Tuve mi primer negocio propio cuando tenía 24 años de edad, y ahora puedo decir con mucho orgullo, que viví como empresaria una de las mayores crisis económicas a nivel mundial, la de 2008, que comenzó en Estados Unidos cuando reventó la burbuja inmobiliaria y provocó estragos en México, y la industria de la construcción, no fue la excepción. Cerré operaciones 3 años después, en bancarrota y con un montón de deudas, firmando pagarés a mis proveedores, pagando multas al Seguro Social de mis empleados y al Fondo de Vivienda ( INFONAVIT)
y recuperando por vía legal parte de mi liquidez … . Hoy, a 10 años de distancia, lo cuento con gusto porque puedo entenderte si estás pasando por una situación similar, y créeme, tiene solución aunque ahora no la veas.

5.- La situación que te describo arriba, la revertí en 10 meses de trabajar bastante duro, de hecho, todos los días de estos 10 meses…. Leíste bien, TODOS LOS DÍAS, incluyendo días feriados y domingos. Simplemente porque tenía demasiadas deudas que pagar, y era molesto que me llamaran todos los días para cobrarme… Si lo has vivido, me entiendes.

6.- En algún momento, a 3 metros de altura, sobre unos andamios ( recuerda que trabajaba en la construcción), mientras hacía los retoques de un mural, me di cuenta que cuando fuera una anciana, no podría trabajar en lo que justo hacía en ese momento. Entonces me preocupé en serio por buscar algo para acumular bastante dinero para mi pensión. Porque ciertamente la vejez me daba miedo, la pobreza también…. pero ser una anciana pobre!! Eso simplemente me daba y todavía me da TERROR.

7.- Un giro de la vida, me llevó a cambiar de residencia hacia la parte sur de mi país, y es aquí donde conozco a la industria aseguradora…. Me cambió la vida y me dio soluciones que resolvían mis miedos más profundos…. Y no podía dejar de compartirlos.

8.- Entender que mi generación y las posteriores nos vemos bombardeados por el consumo fácil y que eso nos aleja de nuestros verdaderos sueños, me incentivó a volverme asesora financiera, de por sí ya había vivido muchas experiencias como para tener la sensibilidad de apoyar a quién necesitara salir de algún bache económico…. entonces me preparé más y mejor… actualmente estoy en constante preparación y cada sesión con personas que desean mejorar su situación económica, me enseña cómo ayudar a otros.

Espero que hayas llegado hasta aquí. Este es en resumen, MI HISTORIA, ahora te pido permiso para conocerte, puedes dejar un comentario o escribir directo en contacto. Estaré muy feliz de conocer TU historia.

Categorías: Mi Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *